Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2015
Nada está escrito, ni decidido. No hay categorías, ni clases. Hay personas.
Las hay que buscan más y las hay que se conforman.
¿Cuál es la diferencia entre ellas? a veces, muy poco, cinco minutos de paciencia… Tal vez un impulso, un minuto de pensamientos o una tarde de charla con un amigo y un café para sacar las lágrimas acumuladas y los pensamientos que queman…

Otras veces, lo que nos impide cambiar es una infancia sin guía, una soledad espesa arraigada a un pasado resistente, una sensación de nunca llegar a pesar de pasarse la vida corriendo.
No estamos determinados, ni debemos estar sometidos. Nuestro tiempo es este… La decisión es nuestra.

En muchas ocasiones, nos esforzamos tanto en no admitir y no querer ver, que con la misma energía y determinación podríamos solucionar el problema en lugar de evitarlo.
Inventamos excusas continuamente.
Tal vez, por las ganas de sacarnos de dentro esa insoportable sensación de frustración y la necesidad de gritar que implica la rabia que se nos atrav…